La mujer hoy

No es el día de la mujer, pero sí el día internacional contra la violencia y la explotación de la mujer, que no es lo mismo. Aprovechemos, pues, para recordar cómo está hoy la mitad del mundo.

Por lo pronto, se publicó ayer una noticia que lo subraya, estamos lejos de la igualdad. A grandes rasgos, hay un sexo dominante y otro dominado. En España hay un 80% de chicos entre los 14 y los 18 años que cree que la mujer debe complacer al hombre en una relación. Y de los mismos encuestados, un 60% entiende que la realización de la mujer pasa por encontrar un novio.

Ni hablo de la violencia de género, la punta del iceberg que vemos cada día en los noticiarios, porque es la consecuencia de una cultura machista que pervive en determinados círculos.

Pero también hay tendencias generalizadas. En el ámbito laboral, las mujeres acumulan el 79% de los contratos laborales del estado y, como media, cobran entre un 20 y un 26% menos que los hombres que hacen su mismo trabajo a la misma edad. A nivel europeo, la diferencia es del 17%.

También en Europa, su tasa de riesgo de caer en la pobreza es dos puntos superior a la de los hombres, brecha que se duplica en el caso de los pensionistas, y el número de mujeres que se dedican a cuidar a adultos dependientes duplica el másculino. En casa, las mujeres ocupadas dedican 13 horas más que los hombres a las tareas del hogar cada la semana.

En los medios de comunicación sólo son protagonistas del 26% de noticias y distintas investigaciones constatan que su aspecto físico es más evaluado que el de los hombres a la hora de acceder a un puesto de trabajo.

Como nos recuerda siempre Raül en los comentarios y en su Twitter, hoy es una buena excusa para pensar qué margen tenemos cada uno, hombre o mujer, para acortar y suprimir la distancia, sea en el ámbito que sea. Para otro día (o para los comentarios) queda la otra cara de la guerra de sexos, menos medible: la tiranía de ellas.

Imagen: Forges.