¿De qué sirve la memoria histórica? (1)

Ayer un escritor mató a dos senegaleses en Florencia. Anteayer, en Turín, una chica temerosa de decirles a sus padres que había probado el sexo se inventó que había sido violada por gitanos y un grupo de crédulos incendió viviendas de los roms. Estas escenas se enmarcan en un contexto de violencia verbal contra lo extranjero de la Liga Norte, partido de gobierno hasta la caída de Berlusconi, y proporciones cercanas al 50% de jóvenes que evidencian actitudes racistas.

Paralelamente, 15 millones de norteamericanos tienen origen italiano. No hace falta subrayar qué fama tuvieron los italianos que llegaron a Estados Unidos en los años 30, y tampoco hace falta aclarar que solo unos pocos merecieron el trato de mafiosos y que, quiénes lo eran, difícilmente habían llegado a la tierra de las oportunidades con ánimo de delinquir, sino de trabajar.

En Uruguay y Argentina la proporción de immigrantes italianos es mucho mayor y su consecuencia fue más agresiva: hoy, sólo un 10%de losargentinos tiene antecedentes indígenas. La muy católica Italia, tan favorecida siempre por los países de acogida por los países receptores de sus emprendedores, termina siendo un ejemplo de la minúscula consciencia del otro que existe en algunas culturas.

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

3 comentarios

  1. Parlant amb un italià em comentaba. Hi ha dos tipus d’italians, els que han viatjat i els que no. Els primers son en general més oberts de ment mentre que els segons tenen més prejudicis. No cal anar gaire lluny per fixar-nos que aqui és el mateix. Suposo que deu ser cosa de la memoria historia laietana i lacieta…

    Responder
  2. Germ Benet

     /  14 diciembre, 2011

    el món apesta… i despres deixen que organitzacions com “Manos Limpias” o PxC existeixen, tenim el que ens mereixem.

    Responder
  3. @Albert

    Súper cert el que comentes de viatjar. És com el coneixement del teu passat. Saber que els teus avis o besavis van tenir familiars que van emigrar perquè ho tenien fotut, saber que l’únic que volien és un futur millor per als seus, que els movia l’aventura, i no pas el delicte, és la millor recepta contra el racisme.

    Responder

Y tú ¿qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: