¿Tenemos la política que merecemos?

Ayer mismo, colas de hasta quilómetros de personas se acumulaban en las puertas de los colegios electorales de El Cairo en lo que todos los cronistas han definido como una “participación masiva” a las elecciones. En Europa, España y Catalunya ya conocemos las tendencias de participación electoral, y si se trata de comparar la participación no electoral, el símil con las concentraciones prodemocráticas de Tahrir desalienta el paralelismo, ya no por número (El Cairo tiene el tamaño de tres Barcelonas) sino por frecuencia e intensidad.

Habrá quien le busque la explicación en factores socioeconómicos, y tendrá una parte de razón; el egipcio que sale a la calle sin temor a la violencia tiene poquísimo que perder y prefiere ese sucedáneo de democracia que ha seguido a la caída de Mubarak a la dictadura con que éste les castigó. Pero a la hora de explicar el deficiente funcionamiento de las instituciones y la enorme cantidad de defectos y taras de nuestra concepción de lo público, también hay un factor del que muchos sociólogos, caso de Enrique Gil Calvo, creen que somos esclavos: el factor cultural.

Los indicadores son bastante claros: durante las últimas dos décadas apenas tan solo entre un 4 y un 5% de los españoles se han descrito a sí mismos como muy interesados en la política, el índice de identificación a algún partido es uno de los más bajos del mundo (60%), lo mismo que la afiliación a partidos y la participación en asociaciones -que en Catalunya sí es significativa-, y menos de un tercio de los españoles leen la prensa a diario, lo que representa la mitad que la media europea. Como resultado, no vamos a votar (tenemos nuestro record alrededor del 77% cuando Europa supera el 80 con regularidad) y lideramos la carrera mundial en desafección e insatisfacción.

¿Cómo entonces, sin interés, sin información, sin participación electoral y sin asociacionismo podemos sorprendernos de la mala percepción que políticos e instituciones tienen en España? Sin interés ni nexos de unión fuertes entre sociedad civil y partidos, no puede haber confianza; sin confianza, no hay implicación en política; sin implicación, los políticos no van a tener incentivos para rendir cuentas de lo que hacen; y sin tener que rendir cuentas, el político apenas tiene castigo cuando malbarata, manipula, es populista, miente o roba.

Fuente imagen

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

4 comentarios

  1. Y ull a l’enquesta del CIS que enllaço.

    En el artículo de RTVE (http://www.rtve.es/noticias/20110706/ocho-cada-diez-espanoles-creen-corrupcion-esta-muy-extendida/445887.shtml):

    Y sobre el papel de los partidos, el 69,4 por ciento no piensa que se esfuercen en perseguir la corrupción entre sus miembros, dentro de un país donde más de la mitad de los encuestados (el 54,6 por ciento) afirma que los españoles no cumplen las leyes.

    Al ser preguntados por el funcionamiento de la Administración, el 42,4 por ciento cree que si un empleado público pudiera ayudar a un familiar o amigo, lo haría “por encima de todas las cosas” y un 29,1 por ciento aventura que actuaría así pero sin perjudicar a nadie.

    Preguntados por el principal acto de corrupción, los españoles se decantan por los sobornos a cargos o empleados públicos a cambio de recalificar un terreno; piensa así el 91,2 por ciento, mientras el 74,4 por ciento destaca la contratación de familiares o amigos por un político aunque no estén preparados.
    Por otro lado, el barómetro de junio confirma un ascenso de 2,6 puntos en la percepción de “la clase política y los partidos políticos” como un problema, al superar la marca del anterior muestreo y llegar a un 24,7 por ciento de menciones.

    Responder
  2. Germ Benet

     /  29 noviembre, 2011

    Segueixo pensant que la Guerra Civil, la posterior dictadura i la “transcisió” (encara no se perque li diuen així) va ser una manera d’esborrar del mapa tots els vincles assossiatius de les classes baixes espanyoles. Si mirem abans de la guerra i després vorem com el número de persones que participaven activament de sindicats (vol dir que pagaven una quota no com ara que a vegades la paga la mateixa empresa o l’estat) era molt i molt alta. També les condicions eren una mica més precaries… pero realment eren tan diferents a les d’avui en dia? La tasa d’atur es molt pitjor avui que llavors, per possar un exemple.

    En el gràfic veiem només els afiliiats a la CNT. Pero podem destacar dues dades interesants, pràcticament un milió d’aquest milió i mig era català i que van ser els més represaliats després de perdre la guerra. Al 1930 hi habia 23.677.095 persones repartides per tot el territori Espanyol.

    Crec que anem de mal en pitjor, i que la desafecció a la democràcia anirà in crecendo fins que peti per algun costat, suposo que reaccionarem més com els grecs, cremant-ho tot, que no pas com els irlandesos.

    Responder
  3. @Germ

    I això a Catalunya. A Espanya les ràtios d’afiliació i associacionisme en general són més baixes (treu els sindicalistes asturians i els socialistes andalusos, si vols). Segons enquesta del CIS de juliol sobre fiscalitat, més d’un 60% dels espanyols creuen que la societat es beneficia poc o gens del que paguem en impostos. I els impostos s’han d’evaluar segons la finalitat, són l’eina política: si la majoria de la població té aquesta percepció, és normal caure en el desànim.

    Però clar: quin percentatge dels teus coneguts o dels meus fa una tasca associativa, sigui en àmbit polític, laboral, educatiu o social? El percentatge no és realment alt.

    Responder
  4. Germ Benet

     /  29 noviembre, 2011

    en el meu cas menys d’un 5%

    Responder

Y tú ¿qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: